LA LUZ SOLAR INACTIVA EL CORONAVIRUS

Esta reciente teoría asume que la luz sola inactiva hasta ocho veces más rápido de lo previsto al coronavirus, los científicos consideran que un mecanismo aparte podría estar involucrado.

Científicos piden ampliar las investigaciones sobre la vulnerabilidad del Covid-19 a la luz solar, luego de descubrir una diferencia entre la última teoría sobre este asunto y los resultados experimentales. Según sus conclusiones, los rayos UVB inactiva el virus ocho veces más rápido en los experimentos de lo que predice el modelo teórico.

El equipo diferencio los datos de una investigación que se realizó en julio de 2020 sobre la inactividad del COVID-19 por luz solar en un ambiente de laboratorio con una teoría publicada hace un mes. Los resultados de los experimentos mostraron que los tiempos de inactivación del coronavirus son de un periodo de 10 a 20 minutos, mucho más rápido de lo que pronostica la teoría.

La teoría cree que la inactividad resulta porque los rayos UBV golpean el ARN del virus y lo daña, explica ingeniero mecánico de la Universidad y el autor principal de este nuevo análisis.  Los colegas creen en particular que la inactivación del ARN por los UBV, podría actuar junto con otro componente con menor energía que la luz solar, los rayos UVA, con un desempeño más eficaz de lo que se imaginaban.

Significa que los rayos UVA pueden estar interactuando con algunas moléculas intermedias que podrían acelerar la inactividad del coronavirus. Estos resultados de los experimentos, podrían indicar nuevas pistas sobre las nuevas formas que se podrían manejar el virus mediante radiaciones UVA y UBV.

Investigadora detalla que la probabilidad de que los rayos UVA tengan la capacidad de inactivar el virus es una gran ventaja, pues en la actualidad hay bombillos LED económicos que tienen más potencia que la luz natural, que podría apresurar los tiempos de inactividad.